Lactancia para una mamá canguro: abrazarte sin tenerte cerca

Lactancia para una mamá canguro: abrazarte sin tenerte cerca

¡La leche materna es el mejor alimento para tu bebé! Tu hijo prematuro necesita de ti y de todo lo que le puedes brindar para ayudarlo a salir adelante en este proceso. Conoce el proceso de lactancia de una mamá canguro.

Naciste a las 29 semanas, mucho antes de lo esperado. Pesaste tan solo mil gramos y medías 35 centímetros, y aun así de pequeño ya eras mi todo. Contra todos los pronósticos llegaste en parto natural a este mundo, pero te privaste de la oportunidad de madurar tus pulmones y a nosotros de tener en casa todo listo para ti como lo habíamos planeado.

Ahora el objetivo era salvar tu vida y ya nos das pistas de tu acelerada personalidad. Tan pequeño y, aún sin tenerte en brazos, todo gira a tu alrededor. Has puesto nuestro mundo de cabeza, pero haríamos todo por ti. 

¡Reconociendo mi labor como mamá canguro!

Naces y ahora me examino a mí misma, pienso: “te debo mucho”. Te quedé debiendo casi 3 meses de mis cuidados gestantes, ahora te tengo en esa urna de cristal (incubadora), haciendo lo que a mí me correspondía, pero que por incompatibilidades de salud no logré brindarte.

Cuando hago este “autoexamen” de mi responsabilidad y mis deudas contigo pienso que lo único que me resta es actuar como mamá lo mejor posible, y así empiezo por equilibrar mis sentimientos, mi salud mental, mi positivismo para enviarte mi mejor aliento y poder tenerte conmigo pronto.

Entonces me pongo a pensar y a recorrer mi cuerpo, la sabia naturaleza me hace recordar que ahora teniéndote “en brazos” si puedo aportar mucho para alimentarte.

¡Tengo el poder de darte vida!

¡Sí! Puedo darte vida y tengo el poder de gestarte y seguirlo haciendo fuera de mí. Tengo el poder de hacerte crecer con mi propio cuerpo, con el mismo que no pudo tenerte hasta los nueve meses.

Tengo el poder en mis pechos donde no solo te cargaré con amor canguro por muchas e incalculables horas, sino que son los mismos que ahora podrán alimentarte gota a gota para lograr gramo a gramo en ti. 

¡La leche materna el oro líquido!

Y es así como decido darte vida por medio de mi lactancia materna, no importa los medios por los cuales los primeros meses conociste de ella. No tenerte no era excusa para no suministrarte mi extensión de vida por sondas que perforaban tu carita, tu nariz.

Tuve que dejar mis gustos a un lado para crear una dieta estricta para que tuvieras un mejor proceso en tu adaptación digestiva, pero no me importó porque todo valió la pena. Por ti hijo dejaría de comer cuanto me pidieran si esto me aseguraba tu propia vida.

Mi encuentro con el extractor de leche materna era cada tres horas, se convirtió en una rutina de día, noche y madrugada. Además, día a día, tenía que llevar ese oro en bolsa de almacenamiento refrigerado con los múltiples ingredientes de amor en los turnos de la mañana y la tarde.

Ese encuentro puntual en el lactario de la clínica esperando turno para dejar tu “lechita”, donde había otras madres y nos dábamos aliento y ninguna tenía pena mostrar sus pechos, pues qué más daba si todas estábamos salvando vidas. 

¡El poder la lactancia materna!

Todo este poder de la lactancia y de cada gota de mi leche para ti iba alimentando gramo a gramo tu vida, tu existencia y tu evolución. Después de unos meses sentirte en brazos, en mi pecho, y darte vida líquida a través de mi cuerpo me ha hecho sentir la más grande heroína de vida. No solo por el amor de madre, sino por la capacidad de ver traducido este acto en tus cachetes, rollitos y por supuesto en esos kilos que hoy tengo la fortuna de poder cargar sin cansarme.

Gracias hijo porque me has enseñado que no necesito capa para sentirme como una heroína. Me has enseñado que, con solo alimentarte y verte sano, soy aquella mujer maravilla que tanto admiraba desde niña, ahora lo soy contigo por el divino poder que me has dado con tu existir y mis ganas de sacarte adelante.

Ana Milena Arbelaez

¿Dudas sobre la lactancia materna? En el Club Mamás y Papás Alpina tenemos contenidos de especialistas que te ayudarán a lograr una lactancia materna efectiva ¡Únete y descúbrelos!



Te gustó
DISLIKE