Alimentación variada y trucos para hacer que tu hijo coma de todo

Alimentación variada y trucos para hacer que tu hijo coma de todo

Un niño selectivo a la hora de comer puede tener deficiencias nutricionales. Evita esa selectividad ofreciéndole una alimentación variada con alimentos preparados con amor. Da clic y conoce más. 

Que tu hijo se coma todo lo que le pones en el plato ¡Es un gran triunfo! Pero no debes alarmarte si tu hijo a veces no deja el “plato limpio”. Después del primer año tu bebé disminuye un poco su apetito porque la velocidad de crecimiento baja. Esta etapa es muy importante para enseñarle a comer todos los alimentos y así no será selectivo con las comidas. 

¡Inicia su alimentación a lo grande y variada! 

Tu bebé puede empezar a comer todos los grupos de alimentos; frutas, verduras, proteína animal, carbohidratos y cereales desde los seis meses de edad ¡Maravilloso! Y es importante que no elimines ningún alimento de su dieta, porque todos le aportan muchos nutrientes que él necesita para su crecimiento y desarrollo. 

En el inicio de su alimentación complementaria debes ofrecerle un alimento nuevo cada tres días para que aprenda a comer de todo. Pero si tu bebé se rehúsa a comerlo ¡Mantén la calma! La clave es insistir, deja que pasen unos días y vuelve a ofrecer el mismo alimento preparado de una manera diferente para que cambie de sabor. 

Para que este truco funcione debes hacerlo en repetidas ocasiones, es decir, ofrecer el alimento mínimo quince veces en presentaciones o mezclado con otros alimentos hasta que haya una aceptación por parte de tu bebé. 

Conoce las verduras ideales para empezar la alimentación complementaria de mi bebé 

 

¿Por qué tu bebé no se come todo? 

Hay algunos días que tu bebé no quiere recibir su comida y este trabajo se vuelve tedioso, pero ¿por qué pasa esto? 

  • Tu bebé ha tomado mucho líquido antes de comer, esto le produce sensación de llenura.
  • Tiene desorden en sus horarios de alimentación.
  • Tu hijo ha consumido alimentos ricos en calorías, pero carentes de nutrientes (dulces, galletas, entre otros).
  • Tu bebé puede estar cansado de comer lo mismo.

 

Entonces, es importante establecer horarios fijos para darle la comida a tu bebé y no darle líquidos, ni otros alimentos antes de su comida. Estos pequeños hábitos ayudan a su rutina de saciedad y de hambre; el cuerpo de tu hijo sabrá el horario de cada comida y estará preparado para recibir su alimentación. 

También puedes variar la presentación de los alimentos para que sean llamativos visualmente para él y quiera comerlos todos. 

5 trucos para lograr que tu hijo coma de todo

No es una misión imposible que tu bebé coma todos los alimentos ¡Puedes lograrlo! Ten en cuenta las siguientes recomendaciones para alcanzar tu objetivo: 

1. Da un buen ejemplo: 

Toda la familia, y especialmente los papás, deben comer de todo para evitar la herencia selectiva alimentaria.

2. El plato del buen comer: 

Fomenta el consumo de todos los grupos alimentarios (frutas, verduras, proteína de origen animal o vegetal y carbohidratos) en cada comida desde el inicio de la alimentación complementaria.

3. Permite que explore: 

Deja que tu hijo disfrute el alimento y que lo pueda coger con sus manos, este estímulo sensorial le ayudará a experimentar los sentidos del tacto, visión, audición, gusto y olfato. 

4. No pongas distracciones: 

A la hora de comer evita que haya aparatos tecnológicos como el televisor, celulares o juguetes con lo que tu niño se pueda distraer.

5. Mezcla alimentos: 

Si a tu hijo no le gusta un alimento puedes mezclarlo con uno que sí le guste para que de esta forma se lo coma.

Prepara sus alimentos con mucho amor 

Cada niño es único y los gustos de cada uno también lo son. Pero hay alimentos que casi todos suelen rechazar comúnmente: 

  • Muy salados
  • Condimentados
  • Grasosos
  • Amargos / ácidos

Debes evitar los excesos de alimentos preparados de estas formas para que tu bebé los reciba con agrado, puedes optar por usar condimentos naturales como el ajo, la cebolla, el perejil, entre otros. 

Ten presente que la selectividad alimentaria no es una condición permanente, ni irreversible, por el contrario, se le va a pasar porque tu bebé está en crecimiento y sus gustos van cambiando según su edad.

Si notas que la selectividad de tu bebé afecta su crecimiento o presenta síntomas de alarma es importante que lo lleves con el especialista para evitar deficiencias nutricionales.

Y recuerda mamá que lo más importante es enseñarle por medio del ejemplo, así que tú también debes ¡Comerte todo! 

 

Dra. María Elizabeth Becerra

MD Pediatra, Posgrado en Nutrición Pediátrica.

Conquista el paladar de tu niño con deliciosas preparaciones. Ingresa a nuestra sección de Recetas y descubre los platos que tenemos para ti.



Te gustó
DISLIKE