¡Barriguita llena, corazón contento! Alimentos para cuidar la digestión de tu bebé

¡Barriguita llena, corazón contento! Alimentos para cuidar la digestión de tu bebé

¡Cuida su pancita! Puedes prevenir y tratar algunos problemas digestivos de tu bebé si le das algunos alimentos específicos. Da clic y conoce algunas recomendaciones. 

La introducción de alimentos sólidos es un gran hito en el crecimiento y desarrollo de tu pequeño y es una etapa llena de emoción y de experiencias nuevas, en las que vas a encontrarte con algunas situaciones que en ocasiones pueden resultar complejas y debes aprender a manejar con calma. 

Uno de los problemas digestivos más comunes en tu bebé de seis a doce meses es el estreñimiento; sin embargo, también puede presentar diarrea por problemas de intolerancia a algún alimento. Por lo que es importante que cuides su digestión y su barriguita. Evita un ¡dolor en la pancita!

¡Mantén la calma! Lo puedes prevenir 

Aunque es común que los bebés sufran de estreñimiento o diarrea por consecuencia del inicio de la alimentación complementaria se pueden prevenir de esta forma: 

  • Acompaña el inicio de la alimentación complementaria con tu leche materna.
  • No incluyas alimentos procesados y con poco contenido de fibra.
  • Evita darle jugos, aunque sean naturales, y gelatinas antes de los 12 meses.
  • No adiciones azúcar, edulcorantes o miel a las preparaciones.
  • Procura no poner condimentos y salsas a las comidas.
  • Dale comidas con alimentos variados. 

Alimentos para ayudarlo a tener una mejor digestión 

Todos los alimentos de origen natural son buenos para la digestión de tu bebé, aunque hay niños que no toleran algún tipo de alimento, pero estos son casos específicos. Los alimentos más indicados para una buena digestión son las verduras, frutas y leguminosas por su alto contenido en fibra. 

Frutas con alto contenido en fibra: 

  • Frambuesas
  • Pitaya
  • Mango
  • Granadilla
  • Higos
  • Pera 
  • Manzana con cáscara 
  • Banano 
  • Naranja 
  • Fresas

Verduras con alto contenido en fibra: 

  • Guisantes verdes 
  • Brócoli 
  • Coliflor 
  • Zanahoria 

Legumbres con alto contenido en fibra

  • Lentejas
  • Frijoles
  • Garbanzos 
  • Habas

Puedes darle estos alimentos en su dieta diaria y así le ayudarás a tener una buena digestión. Toma en cuenta que al inicio de la alimentación complementaria debes comienzas con dos cucharadas de comida aproximadamente, porque debes empezar poco a poco. Luego se van incrementando a tres o cuatro, teniendo muy en cuenta el apetito del bebé.

Otra recomendación importante para la alimentación complementaria y para cuidar la barriguita de tu bebé es incluir un alimento nuevo cada dos días y ahí puedes empezar a observar la tolerancia que tiene tu hijo a un determinado alimento.  

¿Cómo ofrecer las frutas y las verduras?

En esta edad puedes ofrecer la fruta en forma grumosa para no perder el contenido de fibra. Es importante ofrecer papillas al inicio del proceso de introducción de la alimentación complementaria, pero se debe cambiar la textura progresivamente para ayudar a estimular la masticación y el lenguaje. 

Ten presente que no debes obligarlo a comer todo lo servido ya que debes respetar su sensación de saciedad.

La dieta blanda ¡Una opción que debes consultar con tu pediatra! 

Algunas veces, por petición del médico pediatra, tu hijo requiere de una dieta blanda para cuidarlo cuando tiene algún problema digestivo o cuando presenta dolor en su cavidad oral. 

Para preparar una dieta blanda sigue las recomendaciones de tu pediatra, generalmente las frutas se licuan o maceran siempre crudas y las verduras, proteína animal o vegetal también se pueden licuar con previa cocción. 

¡Cuida su barriguita!

Así como hay alimentos que ayudan a la buena digestión de tu bebé hay algunos hábitos o comidas que pueden ayudar a aumentar sus problemas digestivos, por lo que la recomendación es evitarlos. Por ejemplo: 

  • Adicionar sal a los alimentos
  • Azúcares añadidos
  • Condimentos
  • Salsas
  • Piel del pollo y del pescado
  • La grasa de la carne roja

Si llegas a detectar que algún alimento le causó un problema digestivo a tu bebé debes suspenderlo durante un tiempo para ofrecerlo más adelante. Consulta con tu pediatra si observas algunos de estos síntomas: ausencia de deposiciones por más de dos días, sangre en sus heces, tres deposiciones en una hora, tres episodios de vómito en una hora, rechazo al alimento, fiebre, flatos o eructos fétidos. 

Ten presente que una buena alimentación; variada y balanceada, no solo ayudará a que tu hijo tenga una buena digestión, sino a que tenga un peso y una talla adecuada para su edad ¡En la comida le entregan todo su cariño mamás y papás! 

 

Dra. Victoria Álvarez

Pediatra 

¡Que no te falten los consejos y las recomendaciones de los especialistas! Únete al Club Mamás y Papás Alpina y mantente al día con nuestros contenidos.



Te gustó
DISLIKE