¡Sonrisas que enamoran! El poder de la risa para el desarrollo de tu bebé

¡Sonrisas que enamoran! El poder de la risa para el desarrollo de tu bebé

¡No hay nada más maravilloso que la risa de un bebé! Y lo mejor, es que esta acción también contribuye a su desarrollo social y afectivo. Descubre acá cómo hacer reír a tu bebé.

En las últimas décadas ha cobrado gran relevancia el reconocimiento de la importancia del desarrollo y logros del área afectiva y social de los niños. Son tan importantes la obtención de hitos o logros del desarrollo motor o del lenguaje, como los del área social y afectiva.

¡El amor y el cariño de mamá y papá son claves para el desarrollo de tu bebé! El desarrollo de la esfera social y emocional de los bebés requiere de un entorno que lo cuide, que resuelva sus necesidades básicas primarias como hambre, confort y también sus necesidades afectivas de cuidado, cariño y protección.

En este contexto, la sonrisa de un bebé es uno de los logros más importantes y evidentes de su desarrollo social y emocional. 

¡Prepara la cámara! Aparece la primera sonrisa de tu bebé

Las primeras sonrisas se presentan en las primeras semanas de vida mientras el niño duerme, al parecer como una respuesta refleja a estímulos internos de su sistema neurológico en proceso de maduración.

Al final del primer mes aparecen las sonrisas del bebé al estar despierto, lo cual llena de gran alegría a sus padres y cuidadores ¡qué inolvidable momento!

Durante el segundo mes sonreirá y balbuceará buscando interactuar con sus padres. A los tres meses la sonrisa es una señal social activa, dirigida y con una intención de establecer contacto con los otros.

¡A los 5 meses el niño tiene la capacidad de convertir la risa en carcajada cuando los estímulos que recibe a través de los sentidos lo estimulan lo suficiente para esa gran descarga de alegría! En esta época se establece un aprendizaje “en espejo” o por imitación, donde el niño copia o repite los gestos que sus cuidadores hacen al jugar y hablar con él. 

La sonrisa y el desarrollo de tu bebé ¡Maravillosa conexión!

Las respuestas a la sonrisa de tu chiquito estimulan circuitos cerebrales esenciales para su desarrollo y lo harán sentir atendido, importante y amado. El cerebro infantil, en constante formación, requiere de esta interacción empática, activa y cálida ¡como si se tratara de un nutriente más!

La calidad del cuidado y atención que se le brinda al bebé impactará positivamente su desarrollo presente y futuro.

Las áreas sociales y emocionales del cerebro del niño crecen y se desarrollan más rápido que las áreas del lenguaje y del aprendizaje. Su adecuado desarrollo se basa en las experiencias tempranas al interactuar con sus cuidadores, tus mimos, juegos, caricias, e incluso bromas, le ayudan a vincularse, relacionarse y autorregularse emocionalmente.

Estimulación temprana: rutinas divertidas para tu bebé

La risa y sus efectos positivos para el desarrollo infantil

La risa tiene efectos positivos a muchos niveles.

  • A nivel físico tiene un efecto relajante muscular y liberador de tensiones. Durante la risa, el diafragma que es un músculo que separa la cavidad abdominal del tórax, se mueve rítmicamente, lo que favorece procesos digestivos en el niño.
  • Mejora la función respiratoria y la oxigenación de los tejidos.
  • Disminuye las concentraciones de hormonas asociadas al estrés como el cortisol y aumenta las de las endorfinas asociadas a sensaciones placenteras. Está comprobado su efecto positivo reforzando el sistema inmune.
  • Mejora actividades cerebrales como la atención y la creatividad.
  • Favorece el fortalecimiento de vínculos afectivos con los que nos rodean y es pilar en la formación de habilidades sociales esenciales en cualquier ser humano.

La ausencia de sonrisas en un bebé está asociada a problemas neurológicos severos o a negligencia extrema en el cuidado del niño ¡Tranquila! Ambas situaciones se encuentran muy poco en la actualidad gracias a la detección temprana de situaciones de riesgo biológico o social para los niños.

Afortunadamente todos los niños sonríen y ríen mucho más que los adultos ¡Hay reportes que refieren que un niño se ríe 10 veces más que el adulto más risueño! En su alegría innata, en su curiosidad, en su capacidad de asombro y de descubrimiento, un niño puede sonreír y reír mucho más fácil que un adulto ¡Inténtalo y rían juntos, que gran oportunidad para ser niños otra vez! 

¡Hacer reír a tu bebé es muy fácil!

Te sorprenderá lo sencillo que es robarle carcajadas a tu bebé: acciones físicas como hacer cosquillas producirán una gran risa, gesticular, cambiar el tono de la voz, reír, cantar, bailar, mecer, acariciar son acciones que tendrán el mismo efecto.

Recuerda que el niño ríe por imitación y también en situaciones en las que percibe que con determinadas acciones como gesticular y reír genera una reacción positiva en sus padres, las repetirá en una constante retroalimentación para alegría de todos.

La sonrisa y la risa producen un efecto biológico positivo y estimulante en los padres, te impulsa a vincularse estrechamente con tu niño, cuidando y satisfaciendo todos sus requerimientos. No importa el momento o la situación ¡todos sabemos que no hay nada más espectacular que la sonrisa de un bebé!

Sin embargo, lo más importante para que un niño sonría y ría es crecer en un entorno amoroso, de interacción permanente, donde sus necesidades físicas y emocionales sean permanentemente atendidas.

La sonrisa y la risa del niño son garantía de un adecuado desarrollo neurológico, afectivo y emocional, esenciales en su desarrollo integral y en su desempeño personal, familiar y social.

¡Todos los padres tienen el poder y el don de hacer sonreír a sus hijos, disfrútalo!

Dra. Amparo Díaz

MD Pediatra

¡Acompaña el desarrollo de tu hijo con los consejos y recomendaciones de los especialistas! Únete al Club Mamás y Papás Alpina y mantente al día con nuestros contenidos.



Te gustó
DISLIKE