La maternidad no es solo sonrisas y besitos, también hay berrinches y pataletas. Pero esos momentos son los más divertidos de contar. Por eso nació este libro, una colección de historias como las tuyas con tu bebé, para recordarte que lo natural es disfrutar mientras se aprende. Confía en ti, mamá.

Resgístrate y descarga
nuestro Manual

Diviérte leyendo las historias de Manual de la Maternidad Imperfecta y recuerda que aunque la mamá perfecta no existe, tú siempres serás la mamá perfecta para tu bebé. Confía en ti, mamá

Conoce más historia divertidas de mamás y sus bebés, y anímate a contarnos las tuyas.

A mi bebé no le gustan los besos. Así que cuando quiero hacer que se vaya con su papá o se aleje de mí, es tan fácil como gritar Valeria dame un beso! Ella corre a carcajadas.

Pasé 7 meses diciéndole a mi bebé que me dijera mamá. La primera vez fue espectacular, 5 meses después tengo que esconderme cuando grita mamá 10 veces seguidas para que la saque de su corral.

Después de decir mamá, lo que mi bebé aprendió fue a decir no con su dedito. Cuando algo no le gusta, me lo hace saber. Un día bailaba con su papá, caminó hacia nosotros y me dijo que no bailara más.

A mi bebé le encanta coleccionar hojas. Un día estábamos en un parque y recogió bastantes, corrió hacia un señor que estaba leyendo y se las arrojó todas. No sabía qué decirle jajaja