Crecimiento en los niños: la importancia que cumplen los productos lácteos

Crecimiento en los niños: la importancia que cumplen los productos lácteos

La leche es un alimento importante para el crecimiento en los niños. Tanto, que los especialistas recomiendan impulsar su consumo escolar tanto en el desayuno como en el refrigerio, debido a su elevado aporte de nutrientes (FEPALE, 2015). Pero, ¿cómo actúan esos nutrientes? 

El crecimiento en los niños y el papel de los productos lácteos

La leche y los productos lácteos son considerados uno de los grupos nutricionales más completos y equilibrados que existen. Según la FAO (2021):

  • Aportan energía. Su contenido calórico depende de si son productos elaborados con leche entera, semidescremada o descremada. En el caso de la leche, esos valores son: 134 kcal, 98 kcal y 74 kcal por porción, respectivamente.
  • Las proteínas de la leche son fácilmente digeribles, absorbibles y de alto valor biológico. Contienen prácticamente todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita, incluidos los esenciales.
  • Los hidratos de carbono, junto con el agua, son los principales componentes de la leche. La lactosa es la que se encuentra en mayor cantidad. 
  • Las vitaminas B1 y B12 se encuentran en cantidades importantes.
  • La leche es fuente de nutrientes esenciales. También puede contribuir a la ingestión de otros nutrientes necesarios para el crecimiento en los niños.

Descubre ¿En qué momento puedo dar leche de vaca a mi bebé?

El crecimiento en los niños se beneficia si consumen productos lácteos

Está comprobada la relación entre salud y alimentación. Por tanto, la leche, por ser uno de los alimentos más completos y saludables que existen, no debe faltar en una alimentación balanceada. Sobre todo si estás pensando que es lo mejor para el crecimiento en los niños. Sus beneficios son:

Protege y fortalece los huesos

La leche es la fuente más importante de calcio que existe (FAO, 1995). Por lo que su consumo permite el desarrollo y fortalecimiento de los huesos y dientes en los niños. De esta forma estarán mejor protegidos a futuro contra enfermedades como la osteopenia y la osteoporosis (FEPALE, 2015). El calcio, además, ayuda a absorber los minerales que componen la dieta diaria.

La energía en el crecimiento en los niños

Los azúcares o carbohidratos de la leche, como la lactosa, aumentan los niveles energéticos. Proporcionan el 60% del total de energía que debería contener una buena dieta (Cuídate Plus, 2015).

Consumir lácteos ayuda a controlar el peso

El calcio y sus variantes ayudan a controlar las grasas corporales y a mantener el peso. Recuerda que los niños obesos o con sobrepeso pueden seguir siendo adultos (Cuídate Plus, 2015).

El crecimiento en los niños y la salud cardiovascular

La ingesta de lácteos favorece el metabolismo de los lípidos, sobre todo de las grasas animales. De este modo, disminuye el riesgo de padecer hipertensión, hipercolesterolemia y otras enfermedades relacionadas (Cuídate Plus, 2015).

Otros beneficios para los niños en crecimiento

Hay muchas más razones por las cuales los lácteos deben formar parte de tus hábitos alimenticios para favorecer el crecimiento en los niños (FEPALE, 2015):

  • Contiene el 11% de la dosis diaria recomendada de potasio. Este es necesario para mantener en buena forma la masa muscular.
  • El 20% de fósforo. Este es importante para el fortalecimiento de los huesos y para generar energía.
  • El 16% de proteínas. Estas son indispensables en la formación celular, en la construcción y reparación de tejido muscular, y como fuente de energía.
  • Asimismo, el 16% de la vitamina D. Esta promueve la absorción de calcio y aumenta la mineralización y densidad ósea.
  • El 10% de la vitamina A. Esta interviene en el desarrollo celular, en el mantenimiento del sistema inmunológico, en la visión y en la piel.
  • El 12% de la vitamina B12. Esta es importante en la reconstrucción de los glóbulos rojos y en la conducción del impulso nervioso.

Te invitamos a conocer 3 mitos sobre la leche de vaca en los niños

¿Cuál es el consumo diario para un buen crecimiento en los niños?

De acuerdo con MedlinePlus (s.f.), estas son las cantidades diarias recomendadas de lácteos para el crecimiento en los niños y adolescentes:

  • 2 a 3 años: 2 tazas (480 ml).
  • 4 a 8 años: 2 ½ tazas (600 ml).
  • 9 a 18 años: 3 tazas (720 ml).

Y en Colombia, ¿se consume lo necesario?

En Colombia, el consumo medio anual per cápita no llega a esos valores. Según la FAO (2020), se ubica entre 30 y 150 kg, lo cual corresponde a un consumo medio.

En síntesis, si de algo estamos seguros después de todo lo que vimos, es que los lácteos son indispensables para el crecimiento en los niños. Entonces, tu preocupación solo es que no falten en su dieta. Y en las cantidades recomendadas.

 

Referencias bibliográficas

Cuídate Plus. (2015). Beneficios de los lácteos en la salud infantil.

Recuperado de https://bit.ly/3S6MZ6i

FAO. (s.f.). Contenido de nutrientes en alimentos seleccionados. NEXO 3. Recuperado de http://www.fao.org/3/w0073s/w0073s1x.htm

FEPALE. (2015). 5 razones por la que los niños debieran tomar leche diariamente. Recuperado de https://bit.ly/3Unbj5D

FAO (2021). Portal lácteo. Recuperado de https://bit.ly/3BRZayp

MedlinePlus. (2021). La leche de vaca y los niños. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001973.htm



Te gustó
DISLIKE